Saltar al contenido
dEF

Importancia de la Educación Física.

La importancia de la educación física en la escuela y como consecuencia en el ser humano es algo que en nuestra época está fuera de toda duda. No obstante, una pregunta tan asidua como, ¿cuáles son las ventajas y desventajas de la educación física en la escuela?, no tiene cabida alguna debido a que este área sólo nos brinda y aporta beneficios y ventajas.

La salud en todas sus dimensiones es el principal objetivo de esta materia. Dicho objetivo queda apoyado tanto por autores como por nuestro currículo actual.

A lo largo de este post encontraréis los beneficios de la educación física más destacados tomando como referencia las dimensiones de la salud que nos ofrece Irene Pellicer. Educación física y salud van de la mano.

Mejora del desarrollo psicomotor del alumnado.

Importancia de la Educación Física en la escuela.

Uno de los beneficios que tiene más importancia para la educación física en las primeras edades del alumnado sobre todo, es el correcto desarrollo de la pirámide del desarrollo psicomotor. Está pirámide está compuesta por los elementos psicomotores básicos, las capacidades motrices y las habilidades motrices.

Sobre esta base recae todos los movimientos que a posteriori vamos a necesitar tanto para la vida cotidiana como para la realización de cualquier actividad física.

No obstante, una incorrecta evolución de elementos psicomotrices básicos como la lateralidad, el esquema corporal o cualquier otra pueden incidir en el problemas sobre la lectura, caligrafía, cálculo…

Es por ello muy importante desarrollar una base sólida sobre la que construir una motricidad adecuada para la vida. La competencia motriz está directamente relacionada con un equilibrio tanto psicológico como motor en el crecimiento del alumnado.

Importancia de la salud física.

La importancia de la educación física para la salud corporal puede ser el beneficio más relevante y conocido por toda la comunidad educativa. No obstante muchas personas creen equivocadamente que es el único.

Actualmente vivimos en una sociedad donde la obesidad y el sedentarismo está ganando la batalla a los hábitos de vida saludables, de ahí que la educación física esté tomando una importancia tan significativa en la escuela.

La realización de actividad física de forma continuada provoca unas mejoras cardiorespiratorias y prevención de enfermedades tanto físicas como mentales más que demostradas por la medicina. Estas mejoras son aplicables si se mantiene una constancia en la actividad física.

Por ello es necesario inculcar desde que son pequeños unos hábitos de vida saludables que nos acerque a la salud íntegra.

Educación física y salud. Hábitos saludables.

La salud física es una herramienta excelente para desarrollar unos hábitos de vida saludables y perdurables a lo largo de nuestra vida.

Por lo tanto para una correcta salud física, debemos enseñar unos hábitos de vida saludables para el día a día, refiriéndonos a todos aquellos aspectos de la vida cotidiana que afectan a nuestra salud y bienestar. Podemos encontrar muchos.

Higiénicos.

Se trata del cambio de ropa después de cada actividad, la higiene corporal, utilizar la ropa y calzado adecuados para cada actividad…

Posturales.

El alumnado permanece multitud de horas sentado en sus pupitres, por lo que tener conciencia postural es realmente importante para el día a día. Por ello la salud física desarrolla tanto las buenas posturas en las tareas de la vida cotidiana como en la práctica de la actividad física.

Prevención de hábitos tóxicos.

La educación física y salud es el escenario ideal para que el alumnado descubra las consecuencias del consumo de tabaco, alcohol, drogas…

Primerios auxilios.

Tomar precauciones al realizar actividad física en situaciones climáticas adversas, curar una herida, reaccionar ante un esguince, identificar los elementos necesarios para una práctica física segura son situaciones que el alumnado encontrará en su vida real y debe saber dar solución.

Importancia de la alimentación.

Se puede considerar uno de los beneficios más importantes de la educación física en la escuela hoy día debido al inminente inminente sobrepeso y obesidad en la población. La alimentación a tomado una importancia en la educación física vital ya que mantiene una relación directa con la salud física.

Asimismo, la educación física y salud desarrolla los hábitos alimentarios del alumnado enseñándoles, por ejemplo, realizar cinco comidas al día, elaborar un almuerzo saludable, reflexionar sobre el uso de las bebidas energéticas, relacionar la ingesta con el gasto calórico o analizar el etiquetado nutricional de los alimentos.

Practica física.

La educación física tiene una importancia no solo en la realización de actividad física en clase, sino enseñar al alumnado cómo y de qué manera ponerla en acción de forma autónoma.

Ocio y tiempo libre.

La educación física y salud ofrece herramientas para que el alumnado sea capaz de ocupar su tiempo libre de forma autónoma mediante la practica de actividad física o deportiva, a fin de evitar sobrepeso, el sedentarismo, la atrofia…

Mejora de la salud emocional.

Cada vez son más los expertos que expresan la relación existente entre la emociones y la salud física. La importancia de la educación física constituye un terreno privilegiado para aprender a gestionar eficazmente las emociones en situaciones difíciles, percibidas como portadoras de amenaza ( por ejemplo, colocarse en situaciones de espectáculos frente a los otros, enfrentar el miedo al vacío, al agua, a ir hacia atrás, etc…), desarrollando estrategias para hacerles frente y poco a poco hacer que estas situaciones evolucionen, pasando de situaciones de amenaza a situaciones de éxito.

Entre los beneficios de la educación física cabe señalar que se trata de un escenario ideal para el aprendizaje de las reacciones emocionales, al enseñar al alumnado a escuchar e identificar sus emociones. Y una vez sentidas, a hacer lo más adecuado con ellas, con el fin de sentirse mejor.

Por ejemplo:

  • Hacer actividad física tras vivir una situación de ansiedad para liberarla.
  • Separarse de una situación que está generando ira y expresarla.
  • Involucrarse en el juego para dejar reposar una tristeza.
  • Control del estrés tomando prácticas de relajación como hábito de vida.

Otro aspecto vital como beneficio de la educación física es trasmitir al alumnado la capacidad para cuidar y mantener el propio bienestar, entendido desde una amplia mirada: bienestar personal, social, profesional, etc…

Mejora de la salud interior y mental.

La salud interior toma relevancia como importancia de la educación física desde el conocimiento y conciencia de nuestro cuerpo y cerebro en los procesos que intervienen en nuestras atención básica, deseos fundamentales, conductas estratégicas, emociones y sentimientos.

No obstante desde educación física trabajamos aspectos de nuestra salud interior como la autoimagen, autoconocimiento, identidad profunda, inteligencia emocional, expresión artística diversa, conocimiento del medio…

Actualmente, ha quedado científicamente demostrado como existe una relación directa entre actividad física y equilibrio mental. El cerebro ama el movimiento. Es por ello que podemos afirmar que uno de los beneficios más desarrollados por educación física es una mejora de la salud mental. También cabe destacar la gestión del estrés.

La meditación, mindfullness, relajación son competencias básicas de este área que ayudan exponencialmente a un equilibrio psicofísico en el alumnado. Por lo tanto se convierte en un facilitador de aliviar el estrés que a veces es generado en niños y adolescentes en la escuela.

Mejora de la salud social.

Nuestra área curricular posee elementos de singular valía cuando se trata de promover competencias de carácter social y para el ejercicio de una ciudadanía cívica y constructiva, que se erigen en la base de una vida social saludable.

Como hemos dicho anteriormente esta área tiene una importancia marcada por la potenciación de la competencia social y cívica. Esta implica beneficios de la educación física a nivel social en los que se puede incidir para mejorar como :

  • Espacio vivencial de los niños y adolescentes.
  • Convergencia con lo vivido por el alumnado fuera de la escuela.
  • Un importante componente relacional que permite crear climas socioafectivos.
  • Un espacio para la educación en el conflicto.
  • Un momento para el tacto y el contacto.
  • Mejora de las relaciones de convivencia interpersonal.
  • Fomento y enseñanza de la cooperación.
  • Derechos y deberes en la acción social.
  • Fomento de las actitudes prosociales.
  • Favorecer el pensamiento y acción social.
  • Tomar conciencia de los valores personales y sociales.
  • Resolución de conflictos.

Como podemos observar, esta asignatura contiene un alto contenido social dada su naturaleza relacional. Es por ello que se dan situaciones que permiten fomentar por ejemplo la inclusividad, la superación de una visión sexista, la búsqueda de caminos hacia el interculturalismo, la promoción del juego limpio, prevención de conductas violentas o el tratamiento pedagógico del conflicto.

PUEDE INTERESARTE…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.